Periodistas de 13 países latinoamericanos son capacitados en periodismo hiperlocal

El Centro Knight para el Periodismo en las Américas concluyó su curso en línea “Periodismo Hiperlocal”, con un récord de 95 por ciento de alumnos que completaron el curso. La periodista argentina, Sandra Crucianelli, premiada internacionalmente, dictó el curso en español de cuatro semanas por segunda vez.

De 60 periodistas que representaban a 13 países, 57 completaron satisfactoriamente el curso que terminó el 29 de mayo. “Sin duda, este ha sido uno de los cursos más exitosos que me ha tocado dictar”, dijo Crucianelli, “por el alto número de aprobados, pero también por el alto grado de interacción que se dio entre sus integrantes, algo que no siempre sucede en la enseñanza virtual”.

Los países representados fueron: Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, México, Nicaragua, Perú, los Estados Unidos y Venezuela.

El curso se enfocó en la creación y operación de sitios web dedicados a la cobertura local y fue dividido en módulos semanales. “Los medios hiperlocales son una tendencia”, dijo Crucianelli”. “Se trata de medios cuyos contenidos abarcan una zona geográfica específica. Su contenido generalmente no aparece en los medios de comunicación tradicionales y las fuentes son variadas”.

El curso también incluyó un énfasis en el uso de medios sociales por parte de los sitios web locales. Un periodista que encontró inspiración en las palabras de Crucianelli generó controversia y debate en México cuando aplicó lo que había aprendido y mandó un tweet.

Ernesto Alonso Lopez, director del sitio web ClasePolitica.com, puso en Twitter que el gobernador de Sinaloa Mario López Valdez rifó tres carros para periodistas y usó fondos públicos para eso. “Costaron en total 240,000 pesos mexicanos (unos 20,200 dólares), de acuerdo con los que el mismo Gobernador informó y luego justificaría el gasto diciendo que fue un ahorro en el presupuesto para la prensa pública de este año”, explicó el periodista.

Mientras que las rifas de los carros en honor al “Día de la Libertad de Expresión” fue anunciada por la oficina del gobernador, la lotería no era mencionada en la prensa tradicional. Esto preocupó a López. “El asunto no habría merecido más nota de los medios corporativos si no es que nosotros dijimos el costo de las unidades, quiénes las obtuvieron y de qué manera lo hicieron. Es decir, informamos a la opinión pública de una acción que fue muy cuestionable desde el punto de vista ético, en contubernio Gobierno-Periodistas de Medios Corporativos”.

Debido a los tweets, la historia fue recogida por los blogueros, una estación de radio y otros medios de comunicación, lo que motivó la discusión sobre el uso de fondos públicos para regalos a los medios. López se manifestó complacido de que la práctica de usar fondos públicos para dar regalos a los periodistas fuera debatida, pero expresó su preocupación de que la discusión estuviera decayendo.

“Es un ejemplo de cómo las redes sociales prestan un servicio importante para los periodistas, no sólo para encontrar fuentes, sino también para encontrar primicias”, dijo Crucianelli, luego de escuchar sobre los esfuerzos de López. “Cuando los docentes (que también somos periodistas), logramos transmitir inspiración a los colegas , siento que formamos parte de un proceso evolutivo importante dentro del periodismo digital; un proceso que sin duda dejará una huella”, agregó.

Además de las presentaciones en clase, las discusiones en línea y foros ayudaron a dar a los periodistas de diferentes países otra perspectiva. “Lo que más me gusta siempre es conocer experiencias y formas de pensar distintas de otros periodistas y cómo trabajan en sus propios medios, así como conocer los contextos en que se desarrollan”, dijo López.

“Me sorprendió la interactividad del curso. Hay que estar claros que un porcentaje de los comentarios eran meramente sociales, pero la participación, sugerencias, opiniones de la mayoría de los participantes aporta mucho. Además nos da una idea de cómo se manejan los colegas en otros países”, dijo el periodista venezolano Hans Graf.

La mayoría de los alumnos estuvieron complacidos con el curso y elogiaron a Crucianelli por enseñarles sobre las herramientas en línea que les puede ayudar en el trabajo diario. En las evaluaciones anónimas, un alumno escribió: “La utilización de herramientas de geolocalización, entre otras, fueron de suma utilidad y permite que las haya podido aplicar de inmediato en mi trabajo”

“Conocí bastantes herramientas digitales –de la cuales no tenía idea– sobre el rastreo de información para la producción de noticias”, dijo otro.

Pero al final fue el concepto de periodismo hiperlocal de Crucianelli el que tuvo el mayor impacto en los periodistas. Un alumno escribió: “He aprendido a hacer periodismo hiperlocal y atender las necesidades que en realidad son demandas de la población y darle una voz a aquellos que no la tienen”.