texas-moody
Blog

Cómo cubrir los desarrollos en vacunación y la baja tasa de inmunización en África Oriental

Rosalia Omungo

Rosalia Omungo es directora ejecutiva del Gremio de Editores de Kenia, la principal asociación profesional de editores en ese país.

Este informe especial también está disponible en inglés y portugués.

 

NAIROBI, Kenia — Los periodistas en África Oriental han estado enfrentando los desafíos de cubrir los últimos desarrollos de la vacunación contra el COVID-19, los cuales se complican por la falta de acceso a la información sobre el tema.

Una de las historias más importantes en el Este de África en este momento es la baja tasa de vacunación de la región. En Kenia, la escasez de suministros ha llevado a índices más bajos de inmunización, lo cual se suma a una distribución desigual y una falta de apoyo en infraestructura. Esto, según un nuevo informe publicado este mes por la Asociación para la Respuesta al COVID-19 Basada en Evidencia (PERC, por sus siglas en inglés), una fuente confiable de información para aquellos que cubren la pandemia en África Oriental.

Covering COVID-19 in the Global South

La PERC es una asociación público-privada que apoya medidas basadas en evidencia para reducir el impacto del COVID-19 en los estados miembros de la Unión Africana (AU). El informe señala que se prometió un número insuficiente de dosis de vacunas a los países de ingresos bajos y medianos (LMIC, por sus siglas en inglés), pero estos no han recibido ni una sola dosis; el suministro ha sido menor de lo esperado. Hasta diciembre, solo tres países africanos habían alcanzado el objetivo de vacunación de fin de año de la OMS del 40 por ciento.

“El problema con la implementación de la vacunación es que las vacunas no están disponibles cuando se necesitan”, dijo el Dr. Ahmed Ogwell, subdirector de los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Ogwell aconseja a los países africanos que no acepten vacunas con fechas de vencimiento cercanas. Junto con la resistencia a la vacunación están los rumores y la desinformación sobre los efectos secundarios. La historia de las vacunas es una que sigue cambiando: un día cubrimos la escasez de vacunas, otro cubrimos la resistencia.

Además de los desafíos logísticos, los bajos niveles de sensibilización y comunicación en áreas de Kenia han exacerbado la escasa aceptación de las vacunas. Si bien el Ministerio de Salud ha estado ofreciendo informes nacionales, muchos en la región no están accediendo a ellos. Según el Ministerio de Salud de Kenia, hasta el 18 de diciembre se habían administrado un total de 8 millones 861 mil 39 vacunas en todo el país. De las personas que recibieron estas vacunas, 5 millones 288 mil 176 fueron vacunadas parcialmente y 3 millones 572 mil 863 fueron vacunadas por completo.

Las estadísticas del Ministerio de Salud indican que Kenia registró la tasa más alta de casos positivos de COVID-19 con un 29.6 por ciento. Esto es después de que mil 020 personas dieron positivo. El número de víctimas mortales se sitúa en 5 mil 353. El total de casos positivos es de 264 mil 727 al 19 de diciembre. Hasta el momento se han administrado un total de 8 millones 902 mil 539 vacunas en todo el país, y solo el 13.2 por ciento de los adultos han sido vacunados por completo.

En Uganda, la situación es similar. La aceptación de la vacuna sigue siendo baja. Hasta el 10 de diciembre, se habían administrado 1.8 millones de vacunas.

“La realidad de las vacunas en el África Subsahariana es que tenemos menos vacunas, y cuando las obtenemos, hay un desafío de distribución”, dijo Alphonse Shiundu, editor en Kenia en Africa Check.

Si bien la política del gobierno de Kenia ha sido priorizar la entrega de vacunas a los condados remotos primero, los desafíos de infraestructura empeoran la situación. Para transportar las vacunas a estos condados, se deben recorrer largas distancias y el terreno presenta dificultades para llegar a ellos. Algunas de las medidas que se han llevado a cabo incluyen llevar las vacunas a los condados rurales y vacunar debajo de árboles. Cuando se acaban las vacunas, se tiene que esperar dosis adicionales.

Avanzando en la alfabetización de COVID-19

A principios de 2021, la alfabetización sobre COVID-19 entre los periodistas en Kenia y en la región era relativamente baja, según el estudio previo realizado antes de que comenzara la capacitación. El Gremio de Editores de Kenia (que ayudo a dirigir) emprendió un proyecto para ayudar a desmitificar las noticias falsas, especialmente en lo que respecta a las vacunas. El proyecto tuvo dos fases: capacitación de periodistas y producción de un manual sobre vacunas.

El estudio previo realizado entre periodistas reveló que los periodistas tenían dificultades para acceder a información sobre la cobertura de la vacuna contra COVID-19. También tuvieron que lidiar con los mitos que circulaban en ese momento.

Dennis Beru, periodista de Reuben FM, un medio de comunicación comunitario ubicado en Mukuru kwa Reuben, una de las áreas de bajos ingresos de Kenia, participó en la capacitación sobre pautas y mecanismos de seguridad para periodistas que cubren COVID-19. Beru dice que la capacitación lo ayudó a mantenerse informado sobre la enfermedad para que pudiera transmitir mejor información objetiva a su audiencia.

“Antes de eso, solíamos obtener información de los principales medios de comunicación”, dijo Reuben. “Pero la capacitación nos expuso a expertos. Por lo tanto, pudimos obtener información de fuentes primarias en lugar de obtenerla de fuentes secundarias”.

Cuando comenzó la capacitación, los periodistas señalaron sus temores sobre la vacuna contra COVID-19, nacidos de mitos y perpetuados a través de noticias falsas.

Después del entrenamiento, Beru dice que estaba más informado.

“Hay tanta información que es falsa”, dijo. “Cuando recibes noticias de otras fuentes, no tienes tiempo para verificar. Será bueno si nos capacitamos más en la verificación de hechos".

Encontrar fuentes verificables de información sobre vacunas

El manual de seguridad con pautas para periodistas que cubren la pandemia de COVID-19 en Kenia fue escrito por Wangethi Mwangi, un editor veterano y capacitador de periodistas. Este dijo que el documento es una verdadera fuente de lineamientos sobre seguridad y también un recurso útil para los trabajadores esenciales de primera línea.

Viral Fact se encuentra entre las fuentes de información confiable sobre COVID-19. La plataforma es una colaboración entre los verificadores de datos africanos y las oficinas regionales de la Organización Mundial de la Salud. Siguen desmitificando información sobre la vacunación contra COVID-19. Shiundu, de Africa Check, aconseja que los periodistas se pongan en contacto con epidemiólogos y expertos del Ministerio de Salud porque así tendrán una comprensión más profunda de la situación actual, que está en constante evolución.

Mirando hacia el 2022

Para abordar el problema de la baja aceptación, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aprovecharán los próximos grandes eventos en el continente. Uno de ellos es la Copa Africana de Naciones (AFCON), que reúne a aficionados al futbol de todo el continente.

“Queremos aprovechar la AFCON en Camerún. Y de esa forma, aumentar la aceptación de la vacuna en el entorno africano”, dijo el Dr. Ogwell.

En los próximos meses, también habrá esfuerzos para rastrear la eficacia de las vacunas.

El Dr. John Kiiru del Instituto de Investigación Médica de Kenia señala que "lo más importante no es evitar que se contraiga la infección, sino tratarla".

La Dra. Shilla Simiyu, experta en enfermedades infecciosas y epidemióloga, dice que el Ministerio de Salud está utilizando un enfoque de tres frentes para hacer frente al virus: intervención, diagnóstico e investigación. “Estamos tratando de hacer mucho al mismo tiempo, estamos aprendiendo al mismo tiempo que respondemos al virus. Si estás vacunado, estarás respondiendo mejor”.

Ogwell, subdirector de Africa CDC, dice que la institución comenzará estudios sistemáticos en la población en enero, para comenzar a rastrear la eficacia de las vacunas. Señala que no han priorizado esto antes porque se necesitan ciertos elementos para hacer el estudio. “Se debe tener una buena documentación de las personas que se vacunan”, dijo.

“No lo hemos priorizado porque no ha sido una prioridad”, continuó. “La prioridad ha sido vacunar a la gente. Estamos alentando a los países a usar kits rápidos de pruebas de antígeno a medida que aumentamos nuestra capacidad para enfrentar el virus”.

A medida que continúan desarrollándose noticias sobre la pandemia y las vacunas, el Dr. Peter Mwesige, editor y capacitador de periodismo de Uganda, insta a los periodistas a evitar los informes alarmistas. Citó un caso en el que algunos periodistas ugandeses informaron la llegada de los primeros casos de Ómicron la semana pasada “como si fuera el inicio de una nueva fase de COVID-19. Algunos incluso dijeron que la apertura del país en enero ahora estaba en juego”.

Ogwell insta a los periodistas a usar su capacidad para difundir la información correcta. Cuando surge un problema que aún no está claro, dijo, hay que debatir el problema, preguntar a los expertos y recurrir a la ciencia para que la información correcta llegue al público.

 


Sobre este informe especial

Este artículo es parte de una serie de informes especiales escritos por periodistas científicos y de temas de salud que presentan mejores prácticas y conocimientos sobre la cobertura de la COVID-19. Estos informes se publican como parte de una iniciativa del Centro Knight patrocinada por la UNESCO y con financiación de la Organización Mundial de la Salud. Para leer más sobre los informes especiales haga clic aquí. Además, puede acceder a los informes especiales en varios idiomas en los siguientes enlaces:

Además, acompáñanos en el seminario web “Variantes, vacunas y medicinas: Lo que los periodistas necesitan saber para mejorar su cobertura de COVID-19” el jueves 27 de enero, de 9:00 am a 12:00 pm Tiempo del Centro de Estados Unidos(GMT -6).

El evento, que se llevará a cabo en inglés, contará con interpretación simultánea al árabe, francés, portugués y español. Haz clic aquí para registrarte.

Este seminario web es organizado por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas en alianza con la UNESCO y con financiamiento de la Organización Mundial de la Salud y el Programa de Donantes Múltiples para la Libertad de Expresión y la Seguridad de los Periodistas de la UNESCO.

UNESCO KC logos

Las denominaciones empleadas y la presentación del material a lo largo de esta publicación no implican la expresión de ninguna opinión por parte de la UNESCO sobre el estatus legal de ningún país, territorio, ciudad o área o sus autoridades, o sobre la delimitación de sus fronteras o límites.
Los autores son responsables de la elección y presentación de los hechos contenidos en esta publicación y de las opiniones expresadas en ella, que no son necesariamente las de la UNESCO y no comprometen a la Organización.