texas-moody
Blog

Consejos para cubrir los desarrollos de COVID-19 en el Norte de África y Medio Oriente

Khalid

Khalid Bencherif es un galardonado periodista independiente marroquí que se especializa en cubrir temas ambientales, políticos y sociales en Medio Oriente y Norte de África.

Este informe especial está también disponible en árabe, inglés, francés y portugués.

 

RABAT, Marruecos — La pandemia ha sumido al mundo en un ciclo de emergencia rápido e interminable, de modo que tanto el público como los periodistas han tenido que seguir constantemente las últimas noticias y desarrollos del virus. Pero esto nos impedía ver el bosque en vez de los árboles, ya que la pandemia tuvo efectos profundos que golpearon varios aspectos de la vida, desde la salud y la educación hasta la situación económica y política, cuya verdadera magnitud recién se ha revelado.

Covering COVID-19 in the Global SouthEn este contexto, el periodismo de profundidad se vuelve más importante en la región de Medio Oriente y Norte de África para mejorar la comprensión del público árabe sobre los efectos complejos e interrelacionados de la pandemia en las comunidades locales.

Ángulos importantes a cubrir

La pandemia del coronavirus ha afectado al mundo de diversas formas, a veces invisibles en varios aspectos de la vida, y estos efectos difieren de una sociedad a otra, según la gravedad de estos efectos para cada región.

Es posible que la región de Medio Oriente y Norte de África no se haya visto tan afectada en términos de infecciones y muertes relacionadas con el COVID-19 en comparación con Europa y las Américas, pero la pandemia ha tenido consecuencias nefastas en otros aspectos. Por lo tanto, es importante concentrarse en producir historias que aborden las prioridades del público árabe y los problemas de la región, que se describen a continuación.

El papel del coronavirus en la profundización de la desigualdad y la pobreza

La crisis del coronavirus ha ampliado aún más la brecha entre las clases sociales. Los ricos se han mantenido relativamente alejados de los efectos de la pandemia, y algunos de ellos aumentaron su riqueza, mientras que la crisis infligió el mayor daño a los pobres, quienes perdieron sus modestos trabajos. Muchos de ellos quedaron desempleados. Esto, a su vez, aumentó su sufrimiento.

Oxfam afirma que la riqueza de los multimillonarios en la región de Medio Oriente y Norte de África ha aumentado en casi 10 mil millones de dólares desde el comienzo de la pandemia, mientras que 45 millones de personas en la región se han unido al pantano de la pobreza como resultado de la pandemia.

Por eso es importante cubrir la desigualdad y las disparidades de clase provocadas por la pandemia. Por ejemplo, los periodistas pueden producir historias a profundidad sobre el hambre, la desigualdad en la salud y la educación, el desempleo, la caída de los salarios, las ganancias de los ricos durante la pandemia, la pobreza y las privaciones, la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, etcétera.

La corrupción financiera en el contexto de la pandemia

La emergencia de la pandemia de coronavirus obligó a varios países de la región árabe a movilizar enormes presupuestos estimados en miles de millones de dólares, a través de fondos fiscales, préstamos y subvenciones occidentales para apoyar sus deficientes sistemas de salud y aliviar a sus ciudadanos más pobres.

En un momento en que los trabajadores de la salud en los hospitales públicos luchaban contra la pandemia de coronavirus y ponían en juego sus vidas, los traficantes de crisis, los grupos de presión, las empresas y las personas influyentes explotaban y se beneficiaban de la pandemia saqueando los fondos destinados a la asistencia sanitaria y social. Esto creó una crisis de soborno y corrupción.

De hecho, la corrupción en el contexto de COVID-19 empujó a António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, a hacer una declaración oficial: “La respuesta al virus está creando nuevas oportunidades para explotar la supervisión débil y la transparencia inadecuada, desviando recursos que debían estar destinados a personas que se encuentran en su momento de mayor necesidad”, dijo.

Ahí radica la importancia del trabajo de los periodistas de investigación para cubrir diversas formas de corrupción en el contexto de la pandemia, como el despilfarro de fondos públicos, la compra de materiales y equipos de salud fraudulentos, el soborno, la manipulación de facturas, la inflación del gasto público, la aprobación de acuerdos con colusión, las prácticas monopólicas, saqueos, etcétera.

Manifestaciones de gobiernos que explotan la pandemia para afianzar el autoritarismo

La supresión de la libertad de expresión en Medio Oriente no es nueva, pero se ha intensificado durante la pandemia, ya que los gobiernos de Medio Oriente y el Norte de África han aprovechado la pandemia para profundizar la represión, según el informe del Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo. Esto se hace a través del abuso de poder, silenciando a los críticos, activistas y opositores, y debilitando o cerrando instituciones cívicas, socavando los mismos sistemas de rendición de cuentas necesarios para proteger la salud pública.

Muchos países árabes fueron testigos de detenciones y campañas generalizadas para consolidar el autoritarismo con el pretexto del “estado de emergencia sanitaria” vinculado a la pandemia, y llevaron a cabo detenciones de periodistas y juicios de activistas, al tiempo que impedían manifestaciones pacíficas y reuniones públicas.

Los periodistas deberían cubrir esta explotación política de la crisis del coronavirus y cómo está causando abusos a los derechos humanos, destacando cuidadosamente las prácticas autoritarias que a veces utilizan los gobiernos de la región, incluidas las medidas arbitrarias contra los no vacunados o los que rechazan las vacunas obligatorias, juicios a periodistas y activistas y leyes ilegales (legislaciones que se aprueban rápidamente mientras el público está preocupado por la pandemia).

Problemas de salud mental

La Organización Mundial de la Salud ha calificado la pandemia de coronavirus como un "shock colectivo" para personas de todo el mundo, que ha provocado un deterioro generalizado de la salud mental de los ciudadanos.

En la región árabe, la salud mental no levanta mucha conciencia entre las personas, sin mencionar la ausencia de una infraestructura de atención de salud mental. Sin embargo, las restricciones de la pandemia han llevado a grados graves los problemas de salud mental y psicológica en la región, que comenzaron a manifestarse en delitos recurrentes y suicidios. Es probable que la salud mental pública continúe deteriorándose en los próximos años a medida que persistan las presiones económicas, especialmente en países económicamente frágiles.

Los periodistas tienen la responsabilidad no solo de abordar múltiples problemas psicológicos, sino también de iluminar a la opinión pública sobre la importancia de eliminar el estigma de la salud mental. También pueden informar al público sobre los recursos de apoyo psicológico y las soluciones disponibles para promover la salud mental.

La tendencia de las "fake-news"

Las noticias falsas han florecido a gran escala durante la pandemia de coronavirus, especialmente en las plataformas de redes sociales, lo que puede perjudicar los esfuerzos de salud pública y profundizar aún más el problema en la región árabe.

En estos tiempos, los periodistas están obligados a desmentir las noticias falsas “verificando la precisión y no exagerando, así como refiriéndose siempre a fuentes confiables, como revistas científicas, recursos de la OMS, ministerios de salud gubernamentales y expertos especializados, para obtener información y noticias relacionadas con COVID-19”, dijo Ashraf Amin, jefe del Departamento de Ciencia y Salud del periódico Al-Ahram en Egipto.

No es suficiente refutar las noticias falsas. A veces, se requiere que los periodistas profundicen en la razón de su popularidad entre el público. Por ejemplo, muchos de los que rechazan la vacuna pueden tener una buena razón, como verse obligados a recibirla o no tener suficiente información sobre la seguridad de la vacuna y el proceso de vacunación de su gobierno.

Consejos para cubrir la pandemia

Ser periodista en la era digital en la región árabe no es fácil; siempre se está trabajando bajo presión y con salarios bajos, mientras se hacen malabares con las demandas diarias para preparar noticias y seguir historias rutinarias. Desde la mañana hasta la noche, apenas se encuentra tiempo para recuperar el aliento, y no menos para producir historias detalladas sobre las repercusiones de la pandemia de coronavirus.

Pero confía en mí, no tiene que ser así; se puede ser más productivo y al mismo tiempo estar más cómodo y ser más rentable en el trabajo. ¿Cómo es eso? La respuesta: trabajar inteligentemente, centrándose en la calidad.

Estos pasos te ayudarán a llegar allí:

Centrarse en el periodismo de calidad

Periodismo de alta calidad significa hacer historias periodísticas que van más allá de responder a las preguntas habituales de las noticias (quién, qué, dónde y cuándo) para centrarse en la pregunta de cómo y por qué, brindando una comprensión profunda y confiable de un tema en particular.

La región árabe necesita desesperadamente este tipo de periodismo para informar mejor a la opinión pública sobre los desarrollos del coronavirus, incluido el periodismo de investigación, el periodismo narrativo, el periodismo de datos, el periodismo de soluciones y el periodismo visual.

Aprender a dominar una de estas formas de periodismo de calidad será beneficioso para mejorar la calidad de las historias sobre la pandemia y la carrera de los periodistas.

Puedes inspirarte en estos ejemplos de periodismo de calidad, publicados en 2021:

El pueblo fantasma

Ain Sokhna. Juego de Tronos

Siria: un mercado de cadáveres y una intermediación “rentable” para los restos

- Bienes raíces cristianos en Irak... Apropiación organizada por falsificación y fuerza de las armas

5 datos gráficos para comprender la magnitud de la tasa de mortalidad de Covid-19 en Túnez

- 6 formas en que los padres pueden apoyar a sus hijos durante la pandemia de COVID-19

Explosión de Beirut: el viaje de los gases tóxicos y sus efectos nocivos en el medio ambiente

Planifica bien tu historia

La calidad de una historia se deriva principalmente de tres características: la originalidad e importancia de la idea, la confiabilidad del contenido y la estética de la presentación. Entonces, antes de sumergirse en el trabajo de un tema, planea bien tu historia en esos tres niveles. Esto te ahorrará mucho tiempo y esfuerzo. Hazte estas preguntas:

  • ¿Tu idea está bien definida? (Cuanto más específico, mejor.) ¿Tu idea tiene valor? ¿El público lo necesita?
  • Tómate tu tiempo para elegir el ángulo apropiado para su historia y utiliza los temas que sugerimos anteriormente. "La mejor manera de tener una gran idea es tener muchas", dijo Linus Pauling, químico cuántico y dos veces premio Nobel.
  • ¿Cuáles son las fuentes que utilizarás para recopilar la información? ¿Son fuentes confiables y especializadas?
  • Evita las fuentes no especializadas y los investigadores generalizados. En lugar de entrevistar a proveedores médicos que no tengan experiencia en enfermedades infecciosas, trata de encontrar proveedores que la tengan
  • ¿Qué tipo de periodismo adoptarás (Artículo, reportaje de investigación, análisis o explicación)
  • ¿Cuál es el mejor medio para contar tu historia?
  • ¿Qué elementos visuales utilizarás en tu historia (fotos, mapas interactivos, vídeos, infografías...)? ¿Cómo los usarás para servir a tu historia?
  • ¿Puedes usar elementos visuales para mostrar datos estadísticos y escenas descriptivas?
  • ¿Cuál es tu calendario para terminar el trabajo? ¿Cuál es tu plan para publicar?

Intenta reutilizar tu historia escrita, por ejemplo, en forma de infografía, historia ilustrada o video breve, y publícala en las plataformas sociales más populares de su país.

Haz que tu historia sea interesante y atractiva

No es suficiente que tu historia sea auténtica; también debe ser atractiva, interesante y relevante para que la audiencia la lea hasta el final. Con esto en mente, asegúrate de:

  • Escribir en un estilo sencillo, comprensible y claro. Esto te ayudará a transmitir tu mensaje a los lectores de manera más fluida.
  • Localizar tu historia, ya que tu audiencia sin duda preferirá los temas que les conciernen a ellos y su situación local, no los que tienen lugar en otro lugar.
  • Centrarte en el lado humano. “No todas las historias son adecuadas para trabajar como reportaje, pero los periodistas deben buscar historias inspiradoras y conmovedoras, incluso si algunas de ellas son dolorosas”, dijo la galardonada periodista marroquí, Magda Ait El Kataoui.
  • Utilizar datos y estadísticas para que tu historia sea precisa. Considera la posibilidad de crear imágenes relacionadas para que su texto no esté repleto de números.
  • Asegurarte de asignar espacio en tu historia a soluciones, puntos brillantes y métodos de adaptación a los problemas que estás abordando. Estos son ángulos importantes que los periodistas a menudo ignoran en la oscura era de la pandemia.

Recursos y herramientas adicionales

Finalmente, aquí hay algunos recursos y herramientas para ayudar a los periodistas en el norte de África y Medio Oriente a cubrir la pandemia de coronavirus y temas relacionados:

Guía de verificación para periodistas https://bit.ly/3H4p7uD

 


Sobre este informe especial 

Este artículo es parte de una serie de informes especiales escritos por periodistas científicos y de temas de salud que presentan mejores prácticas y conocimientos sobre la cobertura de la COVID-19. Estos informes se publican como parte de una iniciativa del Centro Knight patrocinada por la UNESCO y con financiación de la Organización Mundial de la Salud. Para leer más sobre los informes especiales haga clic aquí. Además, puede acceder a los informes especiales en varios idiomas en los siguientes enlaces:

Además, acompáñanos en el seminario web “Variantes, vacunas y medicinas: Lo que los periodistas necesitan saber para mejorar su cobertura de COVID-19” el jueves 27 de enero, de 9:00 am a 12:00 pm Tiempo del Centro de Estados Unidos(GMT -6).

El evento, que se llevará a cabo en inglés, contará con interpretación simultánea al árabe, francés, portugués y español. Haz clic aquí para registrarte.

Este seminario web es organizado por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas en alianza con la UNESCO y con financiamiento de la Organización Mundial de la Salud y el Programa de Donantes Múltiples para la Libertad de Expresión y la Seguridad de los Periodistas de la UNESCO.

UNESCO KC logos

Las denominaciones empleadas y la presentación del material a lo largo de esta publicación no implican la expresión de ninguna opinión por parte de la UNESCO sobre el estatus legal de ningún país, territorio, ciudad o área o sus autoridades, o sobre la delimitación de sus fronteras o límites.
Los autores son responsables de la elección y presentación de los hechos contenidos en esta publicación y de las opiniones expresadas en ella, que no son necesariamente las de la UNESCO y no comprometen a la Organización.